Guía para comprar los tenis ideales de un runner

Guía para comprar los tenis ideales de un runner

Realizar actividad física es la mejor manera de ayudar a nuestro cuerpo a mantenerse saludable y prevenir enfermedades, en especial las cardiovasculares. Ejercitarse  mejora el estado emocional ya que provoca la liberación de endorfinas, llamadas moléculas de la felicidad porque generan una sensación de bienestar y placer también conocida como euforia del corredor”.

Diversos estudios demuestran que entre más ejercicio realices, las endorfinas estimularán al cuerpo a seguir con esta actividad, lo que redunda en  un círculo en el que cada vez podrás incorporar nuevas disciplinas, como pueden ser carreras a campo traviesa, en pista de atletismo o simplemente en terrenos en los que tus tenis de entrenamiento requerirán de una mejora.

Para correr de manera correcta es de vital importancia que tengas los tenis adecuados a tu actividad; por ejemplo, si apenas te inicias en el mundo del deporte, lo mejor sería que optes por unos tenis de entrenamiento. Cuando comience la “euforia de corredor” y te aventures en nuevos terrenos, puedes cambiar a un modelo de competencia o uno mixto. Recuerda que el objetivo es disfrutar el proceso sin lastimar tu cuerpo.

En este artículo encontrarás:  

  1. Características básicas de los tenis para correr

  2. ¿Qué tipo de arco tiene tu pie? 

  3. Tu pisada dictará cómo será tu calzado deportivo ideal  

  4. La importancia del peso y su relación con la amortiguación de los tenis  

  5. ¿Cuáles son las lesiones que puedes sufrir al usar el calzado deportivo incorrecto?  

  6. ¡Atención al tipo de superficie o uso!  

  7. ¿Cómo comprar tus tenis ideales?

  8. ¡Prueba tus tenis!  

 

  1. Características básicas de los tenis para correr

Elegir los tenis ideales es muy importante, ya que debes cuidar detalles como la salud de tus rodillas y  pies ¡Comencemos con las características básicas! Acá 4 puntos que debes considerar previo a la compra de tu calzado deportivo.

  • Talla correcta: Aunque aparentemente es un punto “obvio” que todos tomamos en cuenta al momento de elegir cualquier tipo de calzado, la realidad es que muchos nos guiamos con la talla que creemos es la adecuada, pero raramente nos hemos tomado el tiempo para saber cuánto miden realmente nuestros pies. Para conocer nuestra talla correcta de calzado podemos colocar la planta del pie sobre una hoja de papel o cartón, recargar el tobillo contra una pared y una vez en esta posición se marca en la hoja una línea en donde termina el dedo más largo; a esa medida le añadiremos 1 centímetro extra para  nuestro calzado deportivo, ya que al momento de correr generalmente los pies se dilatan, de manera que ese espacio de sobra te dará libertad de movimiento.

  • Amortiguación: Es un punto elemental porque los pies son el soporte de nuestro cuerpo, por lo que necesitan de un apoyo extra para proteger nuestros tobillos y rodillas del impacto causado por el peso corporal al momento de hacer alguna actividad física.  La amortiguación correcta en la parte inferior de nuestro cuerpo dependerá del tipo de pisada que tenemos, que puede ser neutra si el peso se distribuye sobre toda la planta del pie; supinadora cuando el pie gira un poco hacia afuera, haciendo que la parte interna se eleve un poco; y pronadora, cuando el tobillo gira un poco y apoyamos primero la parte interna del pie al pisar. (Este tema  lo veremos a detalle más adelante)

  • Transpirabilidad: Cada corredor tiene necesidades específicas, pero la ventilación en nuestro calzado deportivo es un factor elemental para evitar infecciones o el famoso pie de atleta. Al correr o realizar algún deporte, éste es un factor que puede perjudicarnos. Hoy en día existe calzado que permite la transpiración adecuada para evitar  cualquier tipo de incomodidad; generalmente el calzado ideal está fabricado de poliéster y nylon, un material flexible y ligero.

  • Durabilidad: Si bien la vida útil de nuestro calzado depende del uso que le demos, en el caso de tenis para correr estos son sometidos a factores como el impacto de nuestras pisadas, el tipo de camino por el que corremos e incluso a los diferentes climas a los que los exponemos. Es importante reconocer que su vida va de entre 500 y 750 kilómetros recorridos, después de esa distancia se recomienda que los tenis sean reemplazados para evitar  que sufras  algún percance o lesión.

  1. ¿Qué tipo de arco tiene tu pie? 

Cada pie tiene una anatomía diferente y por tanto necesidades específicas en cuanto al calzado. Uno de los puntos que debes revisar es el tipo de arco; es decir, la curva de la posición del ligamento de la fascia plantar, que comprende la planta entre el talón y la bola del pie. El arco absorbe el impacto de toda actividad física, distribuye el peso y permite el movimiento sin dolor.

Como una clasificación general, los arcos pueden ser catalogados como  normales, altos y planos. Te compartimos el paso a paso para conocer cuál es el tuyo:

Prueba del arco plantar

En realidad es una sencilla acción que puedes hacer en casa. Consiste en mojar la planta de tu pie y pisar fuertemente con él sobre un cartón que permita revelar  tu huella. Al retirarlo, toma una foto y repite el proceso con el otro pie. Las variantes que puedes encontrar, son:

●  Arco normal: Es cuando ocupa la mitad de la huella, con una curva interna que conecta el talón y tus dedos.  Si tu resultado es éste, la absorción de impacto al caminar es la adecuada.

●  Arco alto: Si en tu huella destacan el talón y los dedos de tu pie, con una mínima marca entre ellos, calificas en este rubro. Con este tipo de arco tus pies necesitan esfuerzo extra para absorber el impacto y amortiguar tu peso.

●  Arco plano: Si en tu marca sobre el cartón aparece un pie completamente relleno, sin un arco al centro, entonces tienes pie plano. Esto provocará que tus pies se encuentren hacia el centro al correr o caminar, tendrías  mejor absorción de impacto, pero causará daños en tus rodillas y piernas si no usas un calzado adecuado.

  1. Tu pisada dictará cómo será tu calzado deportivo ideal 

Como te mencionamos en un par de puntos anteriores,  si sumamos la complexión de tu pie y el peso que soporta tendremos como resultado la forma en la que pisas. El material y el tipo de suela que tengan tus tenis influirá en tu comodidad y rendimiento, además de que te ayudará a reducir lesiones. Todas las personas tienen complexiones y pisadas diferentes, por lo que definir que existe sólo un calzado ideal para cierto tipo de arco no funciona, recuerda que debes satisfacer al mayor número posible de tus condiciones anatómicas. A continuación te explicamos más a profundidad las características de las pisadas.

a) ¿Qué tipo de pisadas existen?   

Se clasifican de manera general en tres tipos principales:

  1. Pisada neutra o “normal”: Este tipo de pisada corresponde a un promedio del 60 al 70% de los corredores habituales y es descrita como la ideal para la práctica de atletismo. Para esta pisada, la pronación (el movimiento del pie cuando entra en contacto con el suelo y rota hacia dentro) asociada a la amortiguación necesaria para la fase de apoyo de la marcha o la carrera es mínima, por lo que es más permisiva con respecto al uso de un determinado tipo de calzado y la tecnología que tenga; misma que toma en cuenta otros aspectos más enfocados al peso del atleta, superficie en la que entrena y distancias que recorrerá.

  2. Pisada pronadora: En ésta  la aplicación del peso corporal durante las distintas fases de la marcha y la carrera provocan un movimiento en el que los tobillos rotan internamente, este movimiento es realizado debido a una necesidad fisiológica que permite suavizar y amortiguar la carga que recibe cada paso y así adaptarse a las irregularidades del terreno. Entre un 20 y 30% de los deportistas presentan este tipo de pisada.

  3. Pisada supinadora: Siendo la más rara de las tres, con un porcentaje del 5 al 10%, esta pisada se caracteriza por presentar un movimiento inverso al pronador, lo que quiere decir que se rota hacia el exterior. Al momento de la pisada, la fuerza que normalmente seguiría al interior se prolonga por el borde externo del pie, por lo que los tobillos no cuentan con la fuerza necesaria para realizar el movimiento de pronación; lo que quiere decir que las articulaciones reciben todo el impacto sin intermediarios que ayuden a aminorarlo.

b) ¿Qué tipo de tenis funcionan para cada tipo de pisada y cuáles son las razones?  (Control, estabilidad, amortiguación neutra...)  

  1. Calzado deportivo para pisada neutral: Para este tipo de pisadas se tiene una amplia variedad de opciones; ya que el pie se adapta fácilmente a la forma en que la suela reparte el peso; no obstante, se recomienda que se busquen modelos con amortiguación que permita distribuir eficientemente la fuerza que se genera con el contacto del pie con el suelo.

  2. Calzado deportivo para pisada pronadora: Aquí se debe ser un poco más selectivo con los tenis que se elijan, ya que al tener esta cualidad requieres que los tenis brinden estabilidad y soporte. Por la naturaleza del movimiento se recomienda buscar modelos que tengan buen soporte en la parte del arco y talón, principalmente porque se presenta la condición de “pie plano”. Para el control de estabilidad se recomienda buscar modelos que tengan láminas planas, delgadas y rígidas, ubicadas por debajo de la suela a nivel del arco, que sirven tanto para mantener la integridad del calzado como para estabilizar la zona media, favorecer y dirigir la fuerza de la pisada de la manera más suave a las articulaciones.

  3. Calzado deportivo para pisada supinadora: En este caso la principal recomendación es que se busquen modelos con mucha amortiguación, anteriormente mencionamos que en esta pisada es prácticamente nula la amortiguación natural, por lo que las articulaciones son las más afectadas y las que más debes proteger. Opta por el  modelo que tenga varias capas anti-impacto en la entresuela, fíjate que sean lo suficientemente flexibles para favorecer la distribución de peso.

c) ¿Cómo identificar mi tipo de pisada?  

  1. Podoscopía: Si alguna vez fuiste con un especialista, muy probablemente utilizó un podoscopio para determinar tu tipo de pisada. Se trata de una herramienta que mediante el principio físico de la refracción de luz entre diferentes medios, da una imagen, a través de un reflejo, de cómo se distribuye el peso en nuestros pies.

  2. Índice de Valgo: Mediante una impresión de la pisada, se establece el eje longitudinal de tu pie; marcando el punto más prominente en la zona medial tanto anterior como posterior y en la zona lateral igual.

  3. Ángulo de Clark: Se basa en calcular el ángulo formado por la línea tangente a las dos zonas más salientes de la parte interna de la huella, con la línea que une el punto más interno del antepié y el punto que se encuentra en la parte más pendiente del arco que coincide con la zona metatarsal.

No olvides que asistir con un especialista para que te ayude a descubrir tu pisada, siempre es una opción ideal, ahora acudirás con el experto más informado.

4.  La importancia del peso y su relación con la amortiguación de los tenis  

La fisionomía juega un rol muy importante en el desempeño que tendrá el calzado que uses, ya que al momento de iniciar el trote el pie debe de absorber los impactos con el suelo generados por el peso, y transmitirlo por entre las articulaciones, tejidos conectivos y músculos. Entre mayor sea la masa corporal, aumentará el impacto que reciba todo el sistema. De acuerdo con las conclusiones mostradas en el XI Congreso Nacional de Estudiantes de Podología de España, cuanto menos pese un corredor, menos amortiguación requerirá en sus tenis y viceversa, ya que la carga será distribuida y requerirá de un mayor soporte y estabilización.

  1. De acuerdo al peso hay valoraciones especiales para tus tenis.

Un término que se basa en el tipo de altura (soporte) con el que cuentan diferentes modelos de tenis es el drop alto, medio y bajo, en otras palabras, la diferencia de altura que tiene la media suela entre el talón y la punta de los tenis. En el primer grupo se incluyen las que tienen entre 8 y 13 milímetros, y por regla general esta caída suele estar asociada a tenis con mucha amortiguación,  que ayudan a aterrizar el pie con el talón. 

Entre los de drop medio se ubican los que tienen entre 4 y 8 milímetros y son más flexibles. Se utilizan como transición al momento de pasar de un calzado de drop alto a uno de bajo. Por último, los que tienen una caída de menos de 4 milímetros se consideran de drop bajo. En general son calzados muy flexibles y poseen un perfil bajo, aunque algunas marcas están lanzando modelos que cuentan con drop nulo, simulando una pisada lo más natural posible. 

Los expertos afirman que se debe de tener muy en cuenta esta especificación a la hora de escoger un modelo, ya que será de mucha utilidad en caso de que se tenga algún tipo de padecimiento; por ejemplo, si una persona tiene sobrecarga en el gemelo o en el sóleo, requerirá de un drop alto. De lo contrario, si se tiene alguna lesión en las rodillas se deberá de usar un drop bajo.

Se debe remarcar que es muy diferente la distribución del peso; ya que no es lo mismo mover un kilo de grasa que de músculo. Si se pierde grasa, habrá muy poca pérdida muscular, lo que significa que el cuerpo tendrá más fuerza para desplazarse. Lo contrario sucede cuando se pierde musculatura, ya que el cuerpo debe esforzarse más debido a la pérdida de fuerza. Además de que influye mucho en la carga que deberán soportar las articulaciones y el daño que puedan recibir si se hace un sobreesfuerzo.

  1. ¿Sabes cómo medir si tienes sobrepeso?

Para determinar si tu peso está por encima de lo debido debes dividir tu peso entre la estatura y multiplicarlo al cuadrado, de ahí se obtiene el llamado Índice de Masa Corporal (IMC). De acuerdo a tu resultado, tu peso se clasifica de la siguiente forma:

  • Si tu IMC es inferior a 18.5 está dentro de los valores correspondientes a “bajo peso”.

  • Si tu IMC es entre 18.5 y 24.9 está dentro de los valores “normales” o de peso saludable.

  • Si tu IMC es entre 25.0 y 29.9 está dentro de los valores correspondientes a “sobrepeso”.

  • Si tu IMC es 30.0 o superior está dentro de los valores de “obesidad”.

Si tienes mayores dudas para obtener tu IMC, recuerda que también existen calculadoras virtuales que únicamente requieren de dos datos para evaluarte. 

5. ¿Cuáles son las lesiones que puedes sufrir al usar el calzado deportivo incorrecto? 

Las lesiones son comunes cuando practicas una actividad física con el calzado inadecuado. Infórmate antes de comprar un par de tenis, revisa cuáles son los padecimientos que puedes sufrir por no evaluar tus condiciones anatómicas previo a la elección y compra de este producto.

  • Fascitis plantar. Generalmente se presenta como dolor en la planta del pie, en especial en la base del talón y en la parte interna. Consiste en la inflamación de la fascia plantar, que es una banda de tejido elástico que une al talón con los dedos del pie. Esto se genera debido a que la fascia es sometida al impacto del propio peso corporal, por lo que un calzado que permita una buena amortiguación reducirá el riesgo de padecerla. 

  • Espolón calcáneo. El malestar o dolor se presenta específicamente en el talón, ya que es una prolongación de tejido óseo en el talón comúnmente en forma de “lanza”. Suele presentarse  a la par que la fascitis plantar y es causado por diferentes motivos, entre ellos el uso de un calzado inadecuado, la práctica deportiva intensa, e incluso el sobrepeso.

  • Periostitis tibial. Es un dolor e inflamación en las espinillas (o tibia), en la parte inferior de las piernas. Se genera por el incremento en la intensidad de la actividad física. Un calzado adecuado específico para el deporte que practicas o tu tipo de pisada y reposo contribuirán a la mejora de este malestar.

  • Tendinitis del tibial posterior. Los síntomas son dolor en la parte interna del tobillo y pie, así como los conocidos tirones. Es la consecuencia de la sobrecarga del tendón tibial posterior, aunque otros factores que la provocan son padecimientos como el pie plano, una pisada pronadora muy marcada, así como el sobrepeso o artritis. Una revisión periódica con un podólogo y el calzado apropiado reducirán la probabilidad de padecerla.

6. ¡Atención al tipo de superficie o uso! 

Los tenis que elijas tienen que ser en función al terreno en el que vayan a entrenar, ya que no es lo mismo correr en un bosque o una zona montañosa que en las calles de la ciudad. A continuación puedes observar qué tipos de tenis existen y sus especificaciones: 

De entrenamiento: Son los más comunes. Su característica principal es que tienen una suela con mucha amortiguación (para evitar lesiones musculares) y muy duradera. Es una muy buena opción en caso de que te estés  iniciando en el deporte y quieras tener algo que puedas usar a diario. Gracias a su diseño y durabilidad puede adaptarse a varios tipos de terreno y no presentará problemas de desgaste en la suela por mucho tiempo.

Producto: HOKA ONE ONE modelo Clifton - con suelas extra amortiguación para todo tipo de corredor



De competición: Si decides inscribirte en una carrera y ya tienes tiempo corriendo, tu mejor opción son estos tenis; por su diseño ultraligero y enfocado por completo en la velocidad, ya que te ayudarán a mejorar tanto tu desempeño como tus tiempos.

Producto: ASICS modelo Novablast - impulso, máximo rendimiento y ligeros



Mixtos: Estos tienen la característica de que mezclan componentes de los tenis de entrenamiento y competición por su suela con bastante amortiguación, y al mismo tiempo son fabricados con partes  que reducen mucho su peso, todo para mejorar la agilidad y comodidad del usuario. Por lo que son una buena opción si quieren usarlos tanto en un entrenamiento como en una competencia. 



Producto: SAUCONY modelo Triumph - flexibilidad para distancias medias

Para Trail: También denominados tenis para montaña, tienen la peculiaridad de que la suela tiene geometría para mejorar la adherencia del usuario al suelo. Esto maximiza tu estabilidad debido a las condiciones del terreno. Si tienes planes de salir a correr al bosque o a una montaña y disfrutar del paisaje, no dudes en escoger esta opción.

Producto: SALOMON modelo Speedcross - tecnología contragrip todo terreno

 

Una vez que hayas definido qué actividades realizarás para lograr  tus objetivos y nivel de entrenamiento, es momento de escoger qué modelo vas a comprar; aquí es muy importante que no te guíes únicamente por el diseño y la marca, es necesario tomar en cuenta las características físicas, ya que ciertos tipos de tenis son adecuados para algunos tipos de pisada y pesos en específico. 

Recuerda que no es lo mismo la cantidad de amortiguación en unos de competencia que unos mixtos, por lo que si tienes problemas en el arco de su pie la mejor opción sería irse por unos que te ayuden a tener una pisada mucho más cómoda. Si tienes muy  buena condición física y no es la primera vez que participarás en una carrera, puedes elegir unos de competición, para que pueda incrementar aún más tu rendimiento. 

7. ¿Cómo comprar tus tenis ideales?

Con toda la información que acabamos de darte, llegó la hora de escoger tus tenis perfectos, toma en cuenta los siguientes puntos para ayudarte a hacer la selección y compra de los tenis que más se acomoden a tus atributos físicos:

  • Con base a tu IMC, escoge los tenis que mejor se adecúen a tu medida:

Si tienes un IMC de 0 a 19 = Estás por debajo del peso común. Necesitas unos tenis con menos amortiguación y mayor flexibilidad.

Si tienes un IMC de 20 a 25 = Estás a un nivel óptimo. Puedes optar por unos tenis ligeros, con una suela que tenga amortiguación media que te ayude a correr rápido y con estabilidad.

Si tienes un IMC de más de 26 = Tu peso se encuentra por encima de la media. Debes optar por unos tenis con buen soporte en la suela y apoyo en los tobillos.

  • Define la distancia que recorrerás en cada  entrenamiento.

Los tenis que escojas tendrán que ser acorde a la distancia que planeas recorrer, ya que la suela que tengan facilitará en gran medida tu comodidad durante los entrenamientos y/o carreras.

  • ¿Eres primerizo o ya tienes experiencia?

 

Ya sea que apenas te estés iniciando en el mundo del running o que ya tengas experiencia; hay marcas reconocidas por brindar calidad y diseños específicos para diferentes tipos de deportistas, además su rango de precios va desde los modelos de entrada hasta los tecnológicamente más avanzados para deportistas que quieran ir más allá de sus límites. A continuación de damos una recomendación de 3 marcas que han sido reconocidas por enfocarse 100% en la comodidad y desempeño de sus usuarios:

 

ASICS: Cuentan con 3 categorías diferentes para los corredores que los escojan; la primera son los modelos Amortiguación que suelen ser ligeros y sólo controlan el movimiento un poco o nada. Se diseñan sobre una suela curva para que el movimiento sea más rápido, por lo que son perfectas para personas con pisada neutra y que pesan menos de 85 kg.

Foto cortesía de Deporprivé: ASICS Gel-Nimbus 23

Su segunda opción  son los de amortiguación estructurada, que ofrecen una gran combinación entre amortiguación y control del movimiento, ya que se suelen diseñar sobre una horma recta o semicurva para proporcionar una mayor estabilidad en contacto con el terreno. Aportan una sujeción excelente, pero no controlan tanto el movimiento por lo que son muy versátiles.

 

Foto cortesía de Deporprive: ASICS Roadblast Tokyo Sunrise

Por último, sus modelos de máxima sujeción están diseñados para el exceso de pronación e incluyen lo último en tecnología, como ASICS DUOMAX™, que cuenta con materiales de alta densidad en el interior de la entresuela, lo que evita que cedan durante el impacto. Se diseñan sobre una horma plana para que tengas una estabilidad máxima en contacto con el terreno y en general tienen una suela exterior de goma de carbono para que dure más tiempo.

Foto cortesía de Deporprivé: ASICS Gel-Kayano 27

Salomon: Es una marca caracterizada por ofrecer a sus usuarios un rango de opciones muy variado, que incluye tenis para Trail (cosa que no es común en otras marcas comerciales), además de que también cuentan con tecnología propia para diversos tipos de corredores.

Sus modelos para Trail running incluyen  una suela con tecnología antiderrapante que te permitirá atravesar los terrenos más difíciles, además de que son a prueba de agua y su peso es ligero.

Foto cortesía de Deporprive: Salomon Speedcross 5

 

Su siguiente opción es para corredores que busquen un tenis que les dé soporte y estabilidad para carreras largas y a su vez cuente con tecnología de transpiración para evitar incomodidad durante las sesiones largas.

Foto cortesía de Deporprivé: Salomon Sonic Confidence 3

Hoka One One: Son una marca enfocada en ofrecerle a sus usuarios una alternativa a lo ordinario, cuentan con 3 tipos de tenis diferentes y cada uno con rasgos únicos para enfocarse lo más posible en el tipo de terreno que escojas, su principal característica general es que cuentan con gran amortiguación y un diseño maximalista.

Su primera categoría se centra en tenis para asfalto, cuentan con una placa de espuma de gran resistencia en la mediasuela única en su categoría y son las que están calificadas para carreras de distancias tanto cortas como prolongadas.

Foto cortesía de Deporprive: Hoka One One Clifton 7

 

 

Su segunda categoría es para deportistas que requieran de amortiguación adicional, ya sea por peso o problemas de arco. Cuentan con tecnología EVA foam; que ofrece una amortiguación mucho más reactiva y añade mucha flexibilidad al modelo.

Foto cortesía de Deporprivé: Hoka One One Rincon 2

Para cada marca hay un rango de precios distinto. Si tu presupuesto es limitado no hay de qué preocuparse, ya que no será pretexto para  quedarte sin  alguno de los tenis de las marcas que mencionamos anteriormente. 

Para  acercarte las mejores marcas a precios únicos existe Deporprive, una empresa 100% mexicana, dedicada y especializada en la venta de productos deportivos, que garantiza las mejores ofertas a precios accesibles para que no pierdas tu amor por el deporte. 

A través de su plataforma en línea puedes acceder a su extenso catálogo que incluye marcas como ASICS, Salomon y Hoka One One, cada una con su propia sección y ofertas únicas para que no te quedes con las ganas de comprar tu modelo de tenis perfecto.

8. ¿Cómo saber que unos tenis nos quedan bien?

 Si ya elegiste los tenis que más se acomodan a tus necesidades y cumplen con tus gustos, es tiempo de probarlos para asegurar que son de tu talla y que al usarlos se adaptan a tu pisada. Esto es súmamente importante para que  sean de utilidad durante tus actividades deportivas.

 El primer paso es comprobar que queda un espacio de aproximadamente un centímetro entre la punta del dedo del pie y la parte interna del calzado. Con esta medida evitarás lesiones o rozaduras cuando el pie se desplace hacia delante en descensos pronunciados. Para complementar, comprueba que entre la parte trasera de tu pie y el borde posterior sea  posible introducir un dedo, lo que asegura que cuentas con espacio para desplazar tu pie.

Pon a prueba tus nuevos tenis en distintos terrenos, e inclinaciones hacia arriba y hacia abajo para corroborar el desplazamiento y prevenir molestias. Prueba ambos tenis, ya que aunque sean del mismo número, puede que cada uno se acople distinto a tu pie. Comúnmente tienen variaciones de longitud.

Finalmente, verifica que la horma cumple con las necesidades de tus pies, de tu tipo de arco y de las actividades deportivas que realizarás. Si los tenis cumplieron todos estos pasos, estarás seguro que son los ideales para ti.

Mantenernos informados es elemental, especialmente en temas relacionados a nuestra salud. Recuerda, la elección del calzado deportivo va más allá del color o lo atractivo que te puedan resultar a primera vista, en realidad serán una herramienta de apoyo para tu desempeño deportivo y por tanto para tu bienestar físico y emocional.